Edoardo Molinari ha superado a Paul Dunne en el desempate por el Trofeo Hassan II.

El italiano salió el domingo con -4, a cuatro golpes de Dunne, y no consiguió acortar distancias con el líder en los 9 primeros.

Llegó al 10 al par en el día y empezó su ataque con birdie en el 11 seguido de eagle en el 12 para ponerse a dos golpes con -7.

Retrocedió con bogey en el 16 pero terminó birdie-eagle y puso el listón en -9. Así lo cuenta:

«Después de eagle del 12 pensé que podría tener una oportunidad.

«Luego fallé un birdie muy corto en el 13 y otro en el 15, y cuando hice bogey en el 16 pensé que se me había escapado el torneo porque el 17 [par 3 de 206 metros] estaba hoy muy complicado. Pero conseguí dejarla a menos de tres metros con un gran hierro 5 y metí el pat.

«Ese birdie me hizo llegar con mucha fuerza al 18 [par 5]. Me dije: “Si consigo hacer un tres aquí, me meteré en la pelea”… y lo conseguí».

Por detrás, Dunne terminó con birdie en el 18 para forzar el desempate, pero perdió con bogey en ese mismo hoyo frente al par de Molinari.

Es la tercera victoria del italiano en el Circuito Europeo donde llevaba sin ganar desde 2010. Después empezaron los problemas de swing y las lesiones, y ha tenido que pasar por la Escuela de Clasificación las dos últimas temporadas.

«Han sido tiempos muy duros con lesiones y problemas de swing, y he sido probablemente el jugador que más horas ha pasado en el campo de prácticas los tres últimos años. Esta semana he recibido el premio por tanto trabajo.

«El día de hoy demuestra que hay que seguir intentándolo siempre, no hay que rendirse nunca».

El español mejor clasificado esta semana en Marruecos es Carlos Pigem (hoy 72), octavo empatado con -4.

Pablo Larrazábal (hoy 75) termina en el puesto 13 con -3.

Jorge Campillo (hoy 73) en el 19 con -2.

Alejandro Cañizares (hoy 71) en el 48 con +2.

Adrián Otaegui (hoy 77) en el 56 con +3.

Fuente: www.europeantour.com