Danny Willett metió brillantemente el pat de la victoria en el 18 del Emirates para ganar por la mínima el Omega Dubai Desert Classic.

El inglés salió el domingo con un golpe de ventaja y llegó a ampliarla dos veces hasta tres, pero sus perseguidores, Andy Sullivan y Rafa Cabrera-Bello le obligaron a terminar con birdie. Al final se encontró ante un pat de 4,5 m cuesta abajo con caída de izquierda a derecha y no le tembló el pulso.

Esta victoria podría meter a Willett entre los 15 primeros del mundo y supone un gran avance en su objetivo de jugar la Ryder en septiembre.

«Estoy eufórico», declaró.  «La sensación de ir luchando por el título en los 9 últimos, los 3 últimos hoyos de un torneo de golf no se compara con nada… es algo que no se puede comprar ni con todo el dinero del mundo, hay que ganárselo.

«El 18 es un hoyo que impone bastante. He sido capaz de hacer el birdie cuando más lo necesitaba y eso te refuerza mucho».

El primero en atacar líder fue Sullivan con birdies en el 2 y el 4. Willett recuperó la iniciativa pero Sullivan, en el partido de delante, no dejaba de apretarle. Terminó con birdie en el 18 desde 3,5 m para empatar en cabeza con -18.

Cabrera-Bello no pudo bajar del par en los 9 primeros, pero hizo birdie en el 13 y otro con un tiro sensacional en el 17 para ponerse a un golpe. En el 18 se dió opciones de eagle con un magnífico segundo golpe y el birdie le valió para empatar con Sullivan. Entonces Willett sentenció metiendo el pat de la victoria.

Es la segunda vez en en menos de tres meses que Sullivan queda segundo en Dubái. La otra fue en noviembre en el torneo final de la temporada 2015, donde quedó segundo por detrás de McIlroy después de liderar los tres primeros días.

Por su parte, Cabrera-Bello vuelve a quedar segundo por segunda semana consecutiva después del Masters de Catar. Esta es su valoración:

«Ha sido otra gran semana, he jugado muy bien, he tenido mis oportunidades, aunque hoy no arranqué todo lo bien que me hubiese gustado. Luego he luchado muy bien la segunda vuelta pero Danny lo ha hecho un golpe mejor.

«Cuando se pierde por uno, da igual lo que ocurra en el último hoyo, siempre te quedas con esa pizca de amargura.

«Dos segundos consecutivos es un gran comienzo de año y esperemos que llegue la victoria pronto».

Álvaro Quirós termina cuarto empatado en -16 después de igualar la mejor vuelta del día, un 65(-7) libre de bogeys:

«Ha sido una gran vuelta de golf. Estoy muy contento porque he trabajado duro, he luchado contra el campo y he ganado.

«Hacía mucho que no me sentía así de lleno en el sentido de haber luchado y haber conseguido resultados… creo que la última vez fue hace cuatro años

«Ha habido un poquito de todo en la recuperación de esta semana, pero lo más importante ha sido el pat.

«Un resultado como este ayuda muchísimo a empezar a volver a creer que puedo salir del bache, y sobre todo, que cuando uno lucha, salen las cosas».

Otra gran vuelta española de este domingo ha sido el 66 de Alejandro Cañizares, con siete birdies y un bogey. Termina octavo empatado en -14.

«Ha sido un día muy divertido.

«Los últimos tres días no le he pegado muy bien a la bola pero he pateado muy bien. Hoy he seguido pateando bien, los hierros y los drives han ido más en línea y he conseguido mantener la cabeza más calmada

«Han sido tres semanas muy satisfactorias. Me ha faltado la lucha por la victoria en alguna de ellas, pero estoy muy satisfecho de haber terminado así

«Al principio del año me encanta venir a estos torneos, normalmente me sale bien y este año me ha salido un poco mejor. Es un gran comienzo de la temporada».

Fuente: www.europeantour.com